Diferencia entre el Test Combinado y el Triple Screening

En cuanto te quedas embarazada comienzan  las pruebas de todo tipo. Gracias a la tecnología, a los estudios, a los avances en el campo de la medicina, cada vez es mas fácil detectar anomalías cromosómicas en nuestros futuros bebes desde el comienzo del embarazo y con técnicas cada vez menos invasivas.
Seguramente habéis escuchado hablar de diferentes test de cribaje que se realizan en el  embarazo.

Ojo que no se trata de  pruebas diagnósticas, sino de  pruebas estadísticas que, basada en marcadores bioquímicos presentes en la sangre materna y mediciones, establecen un índice de riesgo. Muchas embarazadas lo pasan fatal por que el riesgo le ha dado alto y después el resultado ha sido normal.

 

Test combinado: este test es el más reciente y la detección de anomalías de esta prueba es del 90% y se realiza combinando la edad materna, la hormona de embarazo (PAPP-A) así como la hormona de embarazo libre beta-HCG y la traslucencia nucal («pliegue de la nuca») que se mediante en una ecografía. Todos estos datos junto con la medición del CRL (longitud coronilla-nalgas) mediante un programa informático nos informan del riesgo de Síndrome de Down y del Síndrome de Edwards. Es una técnica muy sensible si se realiza en la semana 11-12 de embarazo.

Puede que no te hayas podido hacer este test por diferentes motivos, como no conocer que estas embarazada hasta mas tarde, no tener acceso a un control del embarazo de forma precoz, etc. Entonces la opción siguiente es el triple screening

Triple screening: En estas situaciones, cuando se trate de embarazos por encima de las 14 semanas, se puede emplear otro tipo de test con una fiabilidad aceptable (75%) pero inferior al test combinado. Es el triple screening que se realiza en el 2 trimestre entre la 14 y 18 semanas, siendo el momento idóneo la semana 15 de embarazo, y que mide:

1. La transparencia nucal del bebé. ( por ecografía)

2. Medición en la analítica de sangre de la proteína plasmática A asociada al embarazo [PAPP-A].

3.La Hormona Gonadotropina Coriónica

El conjunto de estos tres parámetros, junto con la edad y peso de la embarazada y el momento de la gestación en que se toman las muestras y se hace la ecografía, permite calcular la probabilidad  de tener un hijo con una alteración del tubo neural o cromosómica.

Ojo solo da una probabilidad de que los tenga. Y suele haber muchos Falsos positivos es decir que la prueba indique un alto riesgo de alteración en el feto cuando no lo hay, lo cual puede nos va a preocupar mucho sin necesidad.

Que el triple screening de un índice de alto riesgo no quiere decir que tu bebé tenga una alteración genética, sino que por estadística, tiene una mayor probabilidad de tenerla.

Entonces te aconsejarán que te hagas otras prueba ya de diagnostico pero invasivas, la Amniocentesis o la biopsia Coriónica…

…que veremos en otro post.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *